¡¡¡ INTERNET GRATIS con RosariARTE !!!
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Cobros por internet. ¡  Ikobo Merchant ! ¡Click aquí para mayor información!




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


Las "nuevas" bicicletas de Traverso.

Comentarios a partir de "no hagan bandera…" el evento que se organizó desde el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino, durante el mes de mayo de 2004.

Jorgelina Hazebrouck | Licenciada en Bellas Artes
23-may-2004

Sueño de bicicletas que ampliaron sus recorridos. Sueño de generosidad y trabajo como el que necesitaríamos soñar colectivamente para esfumar la pesadilla argentina. Sueño lindo, de esperanzas, colores y texturas nuevas. Multiplicación de creatividades para sumarse nuevamente al trabajo. Otras bicicletas, que huyeron de la rigidez del soporte de pared y ganaron en re-flexión. Nacieron en la puerta del Museo, entraron y salieron -como un ritual iniciático-, proyectándose en una "carrera de bicicletas" hacia un universo solidario, compartido, variopinto y sin discriminación. Carrera de bicicletas que, seguramente, sumará para que su autor obtenga un boleto para pasear por la historia.

"No hagan bandera...". Fernando Traverso en plena acción durante la muestra en el Museo Castagnino. Mayo 2004
¡No hagan "bandera"!... (de cualquier modo, casi ya no haría falta...) La obra de Fernando Atilio Traverso no necesita mucha más prensa: pertenece a la ciudad de Rosario y trascenderá el presente sin que, personalmente, me quepan dudas. No se trata de hacer gala de dotes predictivas -aunque no me molestaría poseerlas-; simplemente es que el resultado del trabajo constante de Fernando Traverso a través del tiempo, lleva a esa "única" forma -la bicicleta- a participar en este mundo de tantas maneras como sean pensables.

En circunstancias de su premiación en el LVI Salón Salón Nacional de Rosario, la "bicicleta" entró por primera vez en el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino, para quedarse... No obstante, la referencia urbana continúa cada vez con más fuerza, se actualiza con cada noticia y a partir de cada aspecto de nuestra contemporaneidad: desde sus primeras presentaciones, donde era obvia la asociación como icono por los derechos humanos, pasando por recuerdos de historias individuales, hasta su reválida como medio de transporte en una crisis energética que promete recortarnos las ganas de continuar...

Esa bidimensión penetrada en las paredes de Rosario no había dejado indiferente a nadie... Alrededor de la convocatoria de la matriz-silueta en puertas del museo, acudieron el niño, el anciano, el adulto, el adolescente, el empleado, el amante de la cultura, el cartonero, el mendigo, el colega, el estudiante, el desempleado, el millonario, el ex clase media y el que todavía "la pelea", el profesor, el funcionario, vos y yo. No hicieron falta palabras ni explicaciones, cada cual encontró las suyas y este ejemplo que aúna criterios estéticos, compromiso, esperanza y trasciende las apreciaciones de los críticos de arte para llegar al corazón de las personas, siguió y sigue en pie, creciendo y demostrando que todavía es posible que el arte esté del lado de la gente.

"No hagan bandera...". Aspecto de la muestra de Fernando Traverso en el Museo Castagnino. Mayo 2004
Esta vez, como ya había anticipado, las bicicletas dejaron la rigidez del cemento, a la vez que se prodigaron, bajo una nueva serie, a todos los que expresaron su deseo aportando lienzos. No fueron iguales. No pretendieron condiciones. No fueron regaladas: exigieron el aporte mancomunado de ideas, de anhelos, de voluntades y de posibilidades -que seguramente trascendieron la imaginación del autor-. Llegaron para llevar a todo aquel que adhirió a este proyecto colectivo, casi al mismo podio, que el del autor consagrado.

Se fabricó una novedad, donde las bicicletas volvieron a dar el presente, dejando a su vez el germen para el futuro: quizás en otro nuevo soporte, quizás en la intangibilidad de la red; lo cierto es que, en lugar de cerrarse un ciclo, se abre uno nuevo con vistas al futuro. Es la certificación de que una obra de arte siempre puede volver a resignificarse, mostrar nuevos aspectos y aún, cuando pareciera que todo termina, volver a empezar...RosariARTE Contenidos. Fin de la nota.




Otras notas de Jorgelina Hazebrouck
Esta no es MI COLUMNA | El vuelo

Esta no es MI COLUMNA | MURALES: Pequeños Formatos de Julio Roldán

Arte Digital | Arte digital: reproducción y producción

Esta no es MI COLUMNA | Oral, escrita o fotografiada

Arte Digital | Arte digital: Incumbencias

Arte Digital | Arte digital: dudas y certezas

Esta no es MI COLUMNA | Esta no es MI COLUMNA. Presentación


%RA Servicios. Envío de invitaciones por email.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


  servicios nota
 

  RosariARTE
 

  comunicandonos
Registrarse
Novedades por email
 


Copyright 1998-2014 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.