Hacé de tu sitio web un buen negocio!!!
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


Cita con Fernando Atilio Traverso

En sus "Charlas de trastienda", Susana Pérez Tort, nos acerca a las bicicletas de Traverso

Susana Pérez Tort | Crítica de Arte
06-oct-2006

Me encuentro con Fernando Atilio Traverso, el creador de un ícono y una acción, reconocido internacionalmente. Su obra es el estampado de la bicicleta de los ausentes, la bici de los rosarinos que no volvieron porque los "desaparecieron". Solitas, quedaron sus bicicletas esperando la llegada de su dueño, como el perro aguarda al amo, para servirle, para llevarlo a la facultad al trabajo, por ser la bici ese pedestre medio de transporte de jóvenes y de estudiantes, humilde, sencilla, con poca tecnología y mucho de fuerza humana para impelerse. Las bicicletas estampadas en las paredes de Rosario, en las banderas, en la superficie que sea que pueda decirnos algo de aquellos años silenciados, son obra de este artista rosarino, que encontró su forma de llenar ese vacío y ese silencio con una obra de arte, con una serie de acciones/instalaciones, con las que signifique la ausencia. La de ellos.
Charlo con Traverso.

Susana Pérez Tort: ¿Cómo pensás que llegaste al lugar que ocupas en la plástica de Rosario?
Fernando Traverso: Nunca me puse a pensar en ese supuesto "lugar". Soy un "trabajador del arte" y mi búsqueda pasa por otros lados: ética, estética, poesía, reflexión: principios básicos a la hora de realizar una obra. El lugar lo ponen los otros. No es mi problema.
SPT: Sabemos hasta donde ha llegado rodando esa "bici" ¿Cómo fue que empezó su marcha?
FT: En el 98, cuando presenté en la Biblioteca "Juan Álvarez" de Rosario, un gran mural en el cual hablo de lo clandestino. Lo titulé "Vientre Urbano" y con él, invito a la gente a buscar un lugar para esconderse o a buscar en su interior al dueño de la bicicleta real que apoye en el borde derecho del mismo. Recuerdo que este trabajo me llevó varios años, esta formado por trece pinturas enormes que se conectan una con la otra como en un rompecabezas. Pero lo curioso es que todo ese gran esfuerzo solo sirvió de soporte para ese objeto que apoyé sobre las telas y que pasó a ser el leitmotiv de toda mi obra. Ya que más tarde, a esa imagen de la bici vacía, comencé a colocarla en diferentes lugares generando distintas situaciones, aunque todas coincidan en la AUSENCIA.
SPT: Ese significado "ausencia" , lo pusiste vos o el espectador?
FT: Los espectadores de aquella primera bici vacía, tal vez ahora, con lo que vino posteriormente puedan hilvanar alguna cuestión. Son como capítulos de un libro, si se puede ver así; en las primeras hojas aparecen imágenes, que casi al finalizar, recién desentrañamos.
SPT: ¿Qué lectura han hecho de tu bici fuera de Rosario, has tenido que explicar lo que ella significa en otras geografías?
FT: Siempre, ésta silueta, nos habla de las ausencias y es por eso que según donde se encuentre genera distintas respuesta a la universal pregunta: "¿Dónde estará el dueño?"
SPT: Las plantas vacías de departamentos, o las espinas o los huesos de Kuitca fueron leídos como una cita a los "ausentes" de la dictadura argentina, él se ocupa de negarlo. Me pregunto si la asunción de tu bicicleta como sinónimo de vaciedad y desaparición estará condicionada por tu "argentinidad" y nuestra historia o si será un signo universal...
FT: A la hora de tener que explicar lo que generaron en el conjunto de la población, me remito a las distintas acciones que realicé, invitación de por medio, ya sea por escuelas, ciudades y hasta en el exterior. Con ese relato que hago de manera espontánea, resumo un poco todo ese gran imaginario que se generó. Cada charla suma un nuevo significado, haciendo de ésta manera que la obra crezca día a día.

Por otro lado trato de no explicar demasiado sobre lo que significan, prefiero no quitarle poesía y sobre todo dejar que los otros hagan su propia poesía.
SPT: ¿Qué experiencia de vida, qué ideas o ideología te llevó a dedicar tu expresión plástica, de forma excluyente, a una causa social y política?
FT: Nunca pensé que mi expresión plástica era excluyente en estos términos. Seria acotarla demasiado. El arte es un camino muy amplio que no debería estar circunscripto a una causa. Y además imposible vaciarlo de contenido, cada artista deja impregnada en la obra toda su ideología y toma carácter político a partir de por quién es utilizada.

El arte naif también tiene una ideología y en los años setentas, recuerdo, tuvo mucho auge, ya que a los milicos les venia muy bien políticamente mostrar una Buenos Aires color de "rosa".

Desde mis primeros pasos en la plástica trabajo desde la reflexión hacia temas sociales pero en los setenta, la consigna era la militancia en alguna agrupación de izquierda, en esa etapa dejé de hacer arte. Y no es que este diciendo que son incompatibles, solo que no te daban los tiempos y tenías que elegir. Pero de alguna manera uno nunca deja de ser artista y si hoy trabajo con aquellas experiencias es por dos motivos: la primera es la de llenar ese espacio que en lo individual quedó vacío y la otra es esa necesidad de tomar distancia para poder contar desde la poesía, una historia.
SPT: No hay arte sin ideología... Mi pregunta se refería a si en otra etapa, anterior a la bici del 98, has hecho obra que consideres que merecería tener la misma difusión que ellas tuvieron. Muchos conocen a Traverso por ellas, me pregunto si quisieras dar a conocer obra anterior a tu "criatura"...
FT: A lo anterior le doy valor de ensayo, puede haber algunas piezas interesantes. Hasta algunas han pasado por salas de muestra. Pero hoy prefiero no exponerlas, no funcionarían por si solas.

Quizás por tener que andar por tantos lugares, en los tiempos de exilio me refiero, comencé muy tarde a presentar mis producciones y sobre todo considerarlas aptas para mostrar.
SPT: En el binomio arte/política ¿donde pensás que hay que cruzar el umbral?
FT: Repito de alguna manera lo que dije anteriormente: Arte y política van de la mano. Porque todo arte es político, ya que siempre responde a algún interés. Ya sea a la izquierda o a la derecha; a los de arriba o a los de abajo.

En este caso no hay que cruzar ningún umbral, porque "arte/política" no son antagónicos, forman un todo.

Ahora, si te referís concretamente a: Arte/ "panfleto" político - Arte/ "político partidario"

Entonces digo que a esa barrera no es conveniente cruzarla. Es una línea muy sutil y muy abstracta y sin querer podemos traspasarla. Podemos "pecar" de crípticos o de panfletarios si no tenemos claro donde está esa línea tan subjetiva, por la cual transitamos los que nos proponemos decir las cosas desde el arte.
SPT: Lo que hace que una obra no sea panfleto lo da su universalidad. Pienso en los Artistas del Pueblo, que hacían "panfletos" que hoy son universales. Pienso en la Ronda Nocturna que Rembrandt pintada para un gremio. Es el tiempo el que tiene la palabra.

Hemos visto miles de bicis de tu autoría. Hay una que me parece diferente: la que pintaste en el Museo Castagnino. Allí, como objeto histórico ¿Tiene la misma significación?
FT: Todo eso lo pensé mucho antes de acceder a pintarla dentro del museo, hasta que finalmente decidí hacerlo de la misma manera que lo hago en el patio de una escuela o en un club de barrio, cuando me invitan. Todos esos lugares tienen jerarquía. En la escuela Toba dejé una bici al lado del mástil; en un taller de bicicletas; en La Plata, la pinté entre las otras bicis desarmadas y hoy con seguridad que la que estampé en la cancha de Estudiantes observa desde un rincón todos los partidos de los domingos. Como éstas puedo hacer una interminable lista, y es curioso como en cada lugar se resignifican. Pienso que la bicicleta, entró al museo a contar lo que le estaba sucediendo afuera.
SPT: Va adquiriendo el peso histórico, por ejemplo de la inmortal foto del Ché por Korda ¿De alguna manera te identificás con el destino que ha tenido esa imagen, y cómo ésta ha ido mucho más allá de su creador? ¿Temés que sea usada masivamente y que se vacíe de sentido como aquella otra imagen?
FT: Coincido en que la bicicleta se echó a rodar sola. Pero pienso, por otro lado, que esta imagen ya está vacía y siempre nos va a invitar a la reflexión. Siempre va a guardar una poesía evitando que se vacíe de contenido.
SPT: La paradoja es que su sentido es el "vacío"...

Los museos de la memoria cargan con una difícil tarea, señalar la ausencia. Los museos en general se llenan de presencias, los museos de la memoria tienen la difícil tarea de referirse al vacío. Hablemos de la presencia como ausencia... la bicicleta como testimonio de los que no están.
FT: Aquí debo recurrir a un texto que escribió Juan Carlos Romero y que me parece tan acertado para responder a tu pregunta:

"Caminar por la calle en Rosario y ver una bicicleta recostada contra una pared no tendría nada de extraño. Pero al acercarnos vemos la silueta negra de una bicicleta que alguna vez estuvo en ese preciso lugar, en algún otro o quizá en ninguno.
Son muchas bicicletas, son muchas sombras de bicicletas, son la memoria de un acontecimiento, para ser precisos son la memoria de un secuestro, de una desaparición.
La silueta de la bicicleta es la metáfora de la ausencia. Como dice el Tao "no solo es el contorno sino también el vacío que deja lo que hace que la realidad tenga un ultimo sentido"
Fernando Traverso al imprimir estas bicicletas intervino la cuidad con una incontable cantidad de grabados estarcidos que transformaron el espacio urbano en un recinto de la memoria, de una memoria frágil a la cual hay que estar golpeando siempre, para que el olvido no se convierta en él ultimo triunfo del represor.
Traverso es un artista contemporáneo que conoce el lugar de sus acciones y que siente que ese lugar le pertenece, desde allí estuvo trabajando todo este tiempo para poder ver que un día al despertar, todas las bicicletas impresas están paseando por la ciudad en la búsqueda de un sueño de justicia
".
Juan Carlos Romero
Buenos Aires, en julio de 2002
SPT: Pienso que la imagen de tus bicis rodando por Rosario pedaleadas por sus dueños podrían ser llevadas al cine por Pino Solanas...

Tu bici fue estampada miles de veces, llegó a Suiza. De todas tus estampas ¿Hay alguna que recuerdes singularmente?
FT: Que complicado, tener que elegir entre tantas y entre tantos momentos significativos.

El poncho que me pidió que le pintara Herminia (Madre de la Plaza) y que ahora lo lleva puesto, a las marchas.

Una de las primeras flameó un 13 de diciembre en Resistencia, en la conmemoración de la Masacre de Margarita Belén. Otra, hace poco en el puente Pueyrredón, sostenida por Leo, el hermano de Darío Santillán.

La que quedó a modo de promesa en el Santuario del gauchito Gil. O la que Manu Chau en su último recital hizo flamear por todo el escenario.

No puedo dejar de señalar la que está colgada en el Jardín de los Desaparecidos del Mundo, en Ginebra.

Aunque me gustaría decir que todas las estampaciones que realicé, sobre distintas telas, tienen un valor incalculable para mí, ya que desde distintos lugares: desde la villa o desde una casa en el centro, esas bicicletas transformadas en banderas, nos invitan a reflexionar sobre la memoria, sobre una historia reciente y que todavía esta sangrando.

Y estoy seguro que Manuel en su casilla de Ludueña la exhibe con el mismo respeto y cariño que lo hace por ejemplo: Estela de Carlotto en su casa de La Plata.
SPT: No sucedió con las Gemelas, pero sí con Atocha. El objeto que señalaba la ausencia de sus dueños era el teléfono móvil, el sonido del celular al que nadie acudió a responder. No había bicicletas en Atocha, pero sí había celulares ¿Vinculaste ese hecho de alguna manera con tu bici?
FT: Recuerdo sin embargo, con respecto a las torres, que me llamaron por teléfono para avisarme que habían visto, en el noticiero, una bici entre los escombros con un canasto lleno de flores. Los celulares también me remitieron a la bici. Pero lo mas fuerte, y creo que tiene un claro contacto con las bicis, fueron las zapatillas de los desaparecidos en la tragedia de Cromagnón. Primero fueron las reales, amontonadas en la vereda y mas tarde serigrafiadas y pegadas por todos lados realizadas no se por cual artista o grupo.
SPT: ¿Pensás que tu obra se encontrará con un nuevo icono?
FT: La obra se encuentra a diario con nuevos íconos, por ejemplo las zapatillas de la tragedia de crogmanón, que aparecen pintadas o pegadas cerca de las bicis. Es muy común ver que, donde estampé una bici, aparecen mas tarde, acompañando la imagen, otros graffitis, artísticos o no.

Pareciera que ese vacío molesta mucho y hay que llenarlo.

También creo por otro lado que la bici ya se encontró con otro icono, fue cuando empecé a estamparlas sobre telas, las transformé en otro icono que es una "bandera". Tal vez al principio fue inconsciente ésta lectura, pero luego de varias estampaciones hasta llegar a la numero 01.284, me doy cuenta que la gente la adoptó como tal, haciendo que esa ausencia se llenara de significados.
SPT: ¿Hay alguna pared donde falta tu bici?
FT: Después de haber pintado todas, ya no ando por Rosario buscando paredes. Ahora suelen "aparecer" ellas, tras el pedido de algunos que consideran que en determinado lugar falta una bici.

Sin embargo hay una bicicleta que quiero estampar. Resulta que en los terrenos donde hoy están construyendo el Distrito Noroeste de Rosario, Junín y Provincias Unidas, estaba mi casa, en la que me crié y viví hasta los 25 años. Creo que, para cuando lo terminen, esa pared me espera.
SPT: En la historia del arte ocupás el lugar de un artista conceptual que hace acciones... ¿Estás cómodo en él o te gustaría ser nombrado y recordado de otra manera?
FT: Estoy cómodo en este lugar, es el que elegí. Es en lo que creo.

Recordar, viene del Latín, significa: volver a pasar por el corazón. Y si los hijos de mis amigos me pasan por sus corazones, que sea de la mejor manera.
SPT: Desde el 98 en que echaste a rodar aquella bicicleta a hoy algunas cosas han cambiado... las madres ya no hacen su ronda, entre otras cosas... en relación con esa idea... ¿Cómo será la bicicleta número 1.285?
FT: A veces me pongo al costado y observo, por eso no te puedo decir como será la próxima bici.
SPT: Esperaremos la número 1.286... Gracias Fernando, por tus acciones, y por concederme esta entrevista.
RosariARTE Contenidos. Fin de la nota.




Otras notas de Susana Pérez Tort
Arte Contemporáneo | Arte y Ciencia. Pitágoras y la coneja “Alba”.
La matemática en la obra de arte


Arte Argentino Contemporáneo | Festival Internacional de Arte Electrónico 404.

Arte Contemporáneo | Artes visuales sin fronteras. Video, fotografía y "otros soportes"

Opinión | A propósito del Código Da Vinci

Arte Argentino | La pasión según Antonio Berni

Charlas de trastienda | Una visita al taller de Adrián Carnevale

Arte Contemporáneo | Una obra de arte firmada Diego Maradona

Arte Contemporáneo | Cien años de arte moderno

Charlas de trastienda | Charlando con Luchi Collaud

Arte Argentino | Raúl Soldi y Antonio Berni, cuadros de una exposición posible

Arte Argentino Contemporáneo | "Correlatos", muestra homenaje a Antonio Berni en el MALBA

Opinión | Arte y género: Ausencia y presencia de la mujer en el arte

Opinión | República de Cromagnon, cultura y posthistoria

Opinión | León Ferrari. Prohibido prohibir

Arte Argentino Contemporáneo | León Ferrari. Arte sacro (anti). Su muestra restrospectiva 1954-2004

Charlas de trastienda | José Omar Henry

Arte Contemporáneo | Hitos del arte moderno y contemporáneo. Obras para un museo imaginario.

Arte de Rosario | El arte urbano en el Museo

Otras miradas | Arte y política. ¿Dónde cruzar el umbral?

Otras miradas | A quinientos años del “cuadro”


%RA Servicios. %RA POP & Web Mail



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


  servicios nota
 

  RosariARTE
 

  comunicandonos
Registrarse
Novedades por email
 

Tenés algo para vender? Hacé click aquí para entrar en MercadoLibre

Copyright 1998-2017 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.