Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


Los instrumentos musicales (primera parte)

En esta nota, primera de una serie de 2, Marisol Gentile nos comenta sobre los primeros instrumentos musicales creados por el hombre.

Marisol Gentile | Directora y Compositora
29-jul-2004

De un modo casual, el hombre primitivo descubre en el entorno que lo rodea que los objetos pueden producir sonidos. De esta manera, llegan hasta nosotros innumerables testimonios de instrumentos musicales, mientras que, sin embargo, no existe el menor rastro de la música que se producía a través de éstos. Así, los instrumentos constituyen un campo de investigación mucho más preciso que el ofrecido por la música de los hombres primitivos.

Los primeros instrumentos musicales fueron, en su origen incipiente, aquellos objetos y utensilios que de un modo u otro -al entrechocarse, frotarse o percutirse- generaban sonidos. Incluso, los hombres primitivos llegaron a percutir partes de sus mismos cuerpos, notando que se producían sonidos diferentes si se percutían tales o cuales partes, y que generaban diferentes alturas.

Además, las excavaciones arqueológicas han permitido conocer ejemplares antiquísimos. Claro que para éstos, siempre es posible trazar una línea aproximada de desarrollo, ya que su construcción presupone una técnica manual totalmente semejante a la usada por la manufactura de otros utensilios, como arcos, flechas, hachas, arados.

¿Cuáles fueron entonces los primeros instrumentos musicales? Como ya se ha mencionado, los objetos, utensilios y hasta el mismo cuerpo del hombre que, de modo accidental o en forma deliberada, podían producir sonidos: dos piedras golpeadas entre sí, el sonido de las pisadas sobre la tierra durante la marcha, las palmadas, las diversas entonaciones de la voz, los ruidos-sonidos que ellos notaban se generaban en sus actividades cotidianas de caza, cosecha, combate, ritual... Y a propósito de las danzas rituales: mucha importancia tuvieron los objetos que servían para ornamento de los danzantes, incorporados, por casualidad al principio, y añadidos después, deliberadamente, para marcar mejor el ritmo de las danzas: cascabeles formados por materiales diversos y sujetos en las manos, en las muñecas, en la cabeza, en las piernas o en los pies; semillas, huesos de frutas, piedras pequeñas, conchillas, huesos. Estos elementos consiguieron rápidamente su autonomía, dando origen a una gran variedad que puede encasillarse dentro de la familia de los idiófonos (este tema acerca de la clasificación de los instrumentos se desarrolla en la nota Los instrumentos musicales (segunda parte)).

No obstante, y en una fase más avanzada de civilización, encontraremos instrumentos construidos a propósito por el hombre, con el único fin de producir sonidos. Tal vez, interpretaban al sonido como un fenómeno demasiado extraño y misterioso como para producirlo sin precauciones o sin determinada finalidad, y es por eso que se interpretaban en circunstancias especiales. Esto puede relacionarse con el hecho que durante mucho tiempo fue exclusivo privilegio de médicos o hechiceros la interpretación de melodías o la ejecución de ritmos. Evidentemente, tal vez esta situación constituyó para ellos un impedimento para la experimentación de nuevos instrumentos, al considerarlos capaces de trastornar el orden y armonía de la naturaleza.

Y si avanzamos un poco más, esto nos puede conducir a pensar que la mera idea de construir un instrumento capaz de producir sonidos es ya un signo de civilización. Entonces, el interrogante que se nos presenta ahora es: ¿Cuándo, en qué momento, la música dejó de ser una imitación de la naturaleza, para empezar a convertirse en arte? ¿Tal vez, cuando el hombre comenzó a plantearse, de un modo científico, interrogantes acerca de los fenómenos naturales, respondiendo a ellos de un modo racional? RosariARTE Contenidos. Fin de la nota.




Otras notas de Marisol Gentile
Hablemos de música | La música en Argentina (Parte III)

Música | Público versus música de vanguardia

Hablemos de música | Público versus música de vanguardia

Hablemos de música | La Música en Argentina (Parte II)

Hablemos de música | La Música en Argentina (Parte I)

Hablemos de música | El arte de la dirección orquestal

Hablemos de música | Guillermo Brachetta, pianista, clavecinista y organista

Hablemos de música | Discurriendo con Hayg Boyadjian, compositor

Hablemos de música | Entrevista a Gabriel Adamo, compositor argentino

Hablemos de música | Entrevista a Alejandra Sottile, rosarina, pianista y clavecinista

Hablemos de música | Entrevista a Alan Taylor, compositor y clarinetista

Hablemos de música | Entrevista a Julio Viera, compositor

Hablemos de música | Entrevista a Sergio Fidemraizer, compositor

Hablemos de música | Un nuevo hospital de instrumentos en la ciudad

Hablemos de música | Entrevista a Sergio Parotti

Hablemos de música | Entrevista a Max Lifchitz

Hablemos de música | Música ritual y mágica

Hablemos de música | Música primitiva (segunda parte)

Hablemos de música | Música primitiva (primera parte)

Hablemos de música | Cánticos Medievales (segunda parte)

Hablemos de música | Cánticos Medievales (primera parte)

Hablemos de música | Músicos ambulantes de los siglos XI y XII (tercera parte)

Hablemos de música | Músicos ambulantes de los siglos XI y XII (segunda parte)

Hablemos de música | Músicos ambulantes de los siglos XI y XII (primera parte)

Hablemos de música | Los instrumentos musicales (segunda parte)

Hablemos de música | Bolero latinoamericano: un poco de historia

Hablemos de música | El origen del Arte Musical

Espectáculos | Los autores que hicieron camino

Espectáculos | Música del barroco con instrumentos originales

Hablemos de música | Silencios femeninos

Hablemos de música | La Mujer Maravilla de la música

Hablemos de música | Los orígenes femeninos de la Música


Red Solidaria. Otra forma de hacer en Argentina.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


  servicios nota
 

  RosariARTE
 

  comunicandonos
Registrarse
Novedades por email
 

Tenés algo para vender? Hacé click aquí para entrar en MercadoLibre

Copyright 1998-2019 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.